Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Avergüenza en la Red a su hija de 13 años por simular ser una de 19 en Facebook

Reprimenda viralcuatro.com

Una madre es una madre y no tiene que ser amiga de sus hijos. Ésta es la máxima de Val Starks que tiene una niña de 13 años a la que descubrió haciéndose pasar por una joven de 19 en Facebook posando sexualmente en sujetador y bragas de encaje por toda la casa. La reprimenda, que ya se ha convertido en viral, ha sido ejemplar y muchos aplauden la decisión de esta madre de grabar un vídeo en el que obliga a su hija a reconocer que tiene hora de acostarse y ve todavía canales infantiles.

No se considera una madre perfecta ni mucho menos pero su reprimenda parece que ha dado en el clavo. Esta madre, residente en Denver, EEUU, decidió dar un castigo ejemplar a su hija de 13 años tras percatarse que se hacía pasar por una de 19 en Facebook y posaba sugerente en sujetador y bragas de encaje por toda la casa. 
Val Starks decidió entonces grabar en vídeo la regañina a su hija y posteriormente subirla a Facebook para que todos sus seguidores y amigos supieran que la niña tiene 13 años, hora para acostarse y ve todavía canales infantiles de televisión. También quería dejar claro que no tiene sujetador ni bragas de encaje porque casi no sabe ni "limpiarse el culo sola", aclara. De hecho, cuenta en el vídeo que su hija tiene bragas de niña con los días de la semana 'lunes', 'martes', 'miércoles'...
La niña asiste a la charla cabizbaja y en algunos momentos rompe a llorar mientras su progenitora sigue increpándole: "No llorabas cuando subiste fotos a Facebook falsas, ni cuando mentías sobre tu edad", son algunas de las frases que le espeta ante la cámara sin miramientos.
Además, añade, según recoge el diario Mirror, que su hija deberá seguir sus reglas mientras viva bajo su techo: "Soy su madre, no su amiga y no estoy dispuesta a dejar que se pierda", añade. A este respecto, anima a todos los padres a no fiarse de sus hijos por mucho que confíen en ellos. Ella lo hizo en su pequeña hasta que descubrió de lo que era capaz.