Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los talibán invaden un distrito afgano fronterizo con Pakistán

El gobernador provincial de Nuristán, Jamaluddin Badar, ha informado de la retirada de las fuerzas de seguridad afganas de Barg i Matal para preparar una contraofensiva. "Hemos perdido el distrito con los taliban. Pero lo retomaremos pronto", ha afirmado. Asimismo, el jefe de la Policía de Nuristán, Qasim Payman, ha asegurado que cientos de talibán comenzaron a atacar los cuarteles del distrito a principios de semana, mientras que centenares de habitantes armados del lugar, conocidos como Lashkar i Qaomi (el Ejército de las tribus), se unieron a las fuerzas policiales.
El portavoz talibán, Zabihulá Mujahid, ha confirmado que el grupo controla el distrito después de días de intensa lucha. "La bandera talibán ondea alta en el distrito centro y es una gran victoria para nuestros milicianos. Nuestros milicianos están todavía limpiando otras aldeas y buscando a la Policía afgana y a sus apoyos", ha asegurado Mujahid a través de su teléfono móvil desde una ubicación desconocida.
En julio del pasado año, unos 300 insurgentes talibán invadieron los cuarteles del mismo distrito antes de ser expulsados por la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), e intentaron retomarlo durante los tres días siguientes. La Policía afgana ya ha anunciado que el área estaba bajo una gran amenaza de infiltración de insurgentes talibán procedentes de Pakistán, desde la retirada de las tropas extranjeras de los distritos de Kandesh y Barg i Matal, como consecuencia de los planes de las fuerzas estadounidenses, de enfocar su estrategia de lucha contra las milicias en las zonas pobladas.
Asciende a 93 el número de fallecidos en los ataques a las mezquitas de Lahore
Mientras tanto, en el vecino Pakistán, al menos 93 peronas han muerto en el ataque perpetrado el pasado viernes contra dos mezquitas de la localidad paquistaní de Lahore, en el este de Pakistán, según han informaron fuentes policiales en su último balance.