Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una menor alerta de una agresión machista en su domicilio con una llamada

Agentes de la Policía Local de A Coruña han detenido en la noche del viernes y en la madrugada de este sábado a dos individuos por sendos casos de violencia machista acusados de agredir a sus respectivas parejas. En el primero de los casos fue una menor la que llamó a la Policía para advertir de la agresión.

A las 20:47 horas del viernes una menor alertó al 092 de que en su domicilio de Monte Alto su madre era agredida por su pareja, por lo que acudió al lugar una dotación de la Policía Local de paisano, que fue recibida por la alertante y su progenitora "en una actitud muy nerviosa", a la que vez que pedían que se llevasen al hombre que estaba en la vivienda.
Los policías se entrevistaron con la mujer agredida, que explicó que a las 20:00 horas recibió una llamada en su puesto de trabajo de su hija de 13 años que le informó de que el hombre estaba en casa y le obligaba a hacerle la cena.
Al llegar la mujer a casa le recriminó al hombre su actitud y éste agarró una botella de cristal e hizo ademán de golpearla. La botella rompió posiblemente al levantarla, según relatan las mismas fuentes, y se produjo un corte en un dedo de una mano.
Posteriormente el individuo arrinconó a la mujer y le propinó varios golpes en la cara. Según la Policía Local, le hizo un corte en el montón. Paró de golpearla cuando observó que la menor llamaba a la Policía.
El varón manifestó a los agentes que cocinaba cuando llegó la mujer, que discutió con él y le propinó un puñetazo. En el domicilio había tres menores, la de 13 años que "se encontraba muy nerviosa" y que presenció la agresión; y otras dos de diez y tres años, que estaban en otra habitación en el momento de los hechos.
La víctima, de 38 años de edad, fue trasladada a la Casa do Mar, desde donde la derivaron al Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac) por una posible fractura de la nariz.
La Policía Local procedió a la detención del varón de 43 años, trasladado a la Casa do Mar por una erosión superficial en el labio superior y contusiones en la muñeca izquierda. Posteriormente fue llevado a dependencias policiales y denunciado de oficio ante el juzgado de guardia por un delito de violencia de género.
Según han informado fuentes municipales, a las 1:30 horas de este sábado se recibió una llamada en la sala del 092 que informaba sobre la discusión entre un varón y dos mujeres en la vía pública en la zona de Cuatro Caminos.
Al lugar se desplazó una dotación de la Policía Local que identificó a una mujer de 46 años y su hermana de 47, ambas de nacionalidad extranjera. La primera informó de que acababa de ser agredida por su pareja delante de un local de hostelería en esa zona.
Posteriormente, al marchar para su casa, que se encuentra en las inmediaciones, la golpeó de nuevo en el portal de su domicilio. Las agresiones, según el relato policial, las recibió en la cara. Además, indicó que había sido agredida con anterioridad y que no había denunciado por su situación no regulada.
La hermana fue testigo de los hechos y añadió que observó como el varón propinó a la víctima un golpe en la nariz, que había comenzado a sangrar. Igualmente, en el portal de su domicilio le dio otro que la tiró al suelo. La pareja de la hermana también presenció los hechos, por lo que procedió a ser identificado.
Debido a las lesiones de la mujer agredida en nariz y cara, se requirió la presencia de una ambulancia del 061, que la trasladó al centro de salud de la Casa do Mar. A los pocos minutos se presentó en el lugar el agresor, un varón de 57 años de nacionalidad española, que informó a los policías que trató de auxiliarla cuando la vio en el portal ya que, según manifestó, se encontraba ebria pero alegó que en ningún momento la golpeó.
Los agentes procedieron a la detención del varón, que fue trasladado a la Casa do Mar al manifestar que se encontraba indispuesto. Posteriormente fue llevado a dependencias policiales y ha quedado en los calabozos a la espera de pasar a disposición judicial. Ha sido denuncia por un supuesto delito de violencia machista.