Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estrangula a su mujer después de que ella retirara la denuncia por malos tratos

Caleb y Andrea CrewFacebook

Andrea Crew, de 31 años, llamó a la policía después de que su marido Caleb la rociara con aceite de motor por la cabeza en un terrible ataque. Pero en el momento en el que el hombre se enfrentaba a los cargos de violencia doméstica en el juzgado, Andrea cambió de opinión. No podía afrontar que el padre de sus hijos fuera a la cárcel, por lo que retiró la denuncia y emprendieron el regreso a casa juntos.

Según The Mirror, Caleb no compartía el mismo grado de perdón que su mujer. Sólo horas después, el hombre estranguló, hasta matarla, a la madre de sus hijos.
Caleb, de 26 años, exmarine había servido en Afganistán. Vivía en Fairfax County, Virginia, EEUU, con su mujer de origen colombiano, Andrea, y sus dos hijas de 4 años y 11 meses. Eran una pareja atractiva pero, detrás de las sonrisas, su matrimonio era, cuanto menos, tenso. Amigos y familiares señalan que Caleb abusaba de su mujer y que discutían por dinero.
En julio de 2013, la Policía recibió una llamada de emergencia de Andrea acusando a Caleb de echarle por encima aceite de motor. El hombre fue arrestado y acusado de violencia doméstica. Andrea consideró llevarse a sus hijas a Latinoamérica y empezar de nuevo. Las tensiones eran muchas pero Andrea no estaba lista para acabar con su matrimonio.
El 7 de agosto, Caleb se presentó en el juzgado de Fairfax County, pero antes de que el caso se oyera ante el tribunal, Andrea retiró la denuncia. El caso fue archivado y la pareja volvió a casa de la mano, según The Mirror.
En el camino de vuelta, la pareja empezó a discutir de nuevo y Andrea amenazó a Caleb con volver a llamar a la Policía. Al parar delante de un cajero la pelea subió de tono. Caleb empujó a Andrea contra la parte trasera de un jeep y, con ira, la estranguló con sus manos. Cuando sintió que aún tenía pulso, le puso la chaqueta de su traje sobre la cabeza y utilizó la corbata para estrangularla. Lo último que le dijo fue “adiós”.
Después, llevó el cuerpo de la mujer a un bosque cercano y fue a recoger a sus hijas que estaban con una canguro. Esa noche, las metió en la cama y volvió al bosque. Metió el cuerpo de su mujer en una bolsa junto a una mochila cargada con piedras y pesas. Condujo hasta un puente y tiró el cuerpo al río Occoquan.
Al día siguiente, denunció la desaparición de su mujer a la Policía. Días después un pescador vio el cuerpo que fue identificado como el de Andrea. Caleb fue arrestado y, tras ser interrogado, su historia su historia empezó a desmoronarse. Admitió que la mató porque no podía soportar que volviera a denunciarle.
El hombre fue juzgado en octubre de 2014. Aunque en un principio se declaró ‘no culpable’, el primer día de juicio pidió a su abogado que cambiara su declaración a ‘culpable’. Caleb fue condenado a cadena perpetua en enero de este año. Las pequeñas viven con su abuela y la familia de su madre en Colombia.