Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos casos de parricidios muy seguidos alertan sobre el efecto llamada

Con los dos hermanos de Casteldefells ya son 46 menores muertos víctimas de la violencia de género en la última década. 23 de ellos fueron asesinados por sus padres durante el régimen de visitas y otros tres con la madre delante pero sin que ella sufriera ningún daño. En los últimos diez  años este fenómeno no ha dejado de existir. En 2010 fueron 7 menores asesinados a manos de sus padres. En lo que llevamos de año ya van 6. Pero los expertos advierten de que la forma de maltrato está cambiando.900.000 niños conviven con la violencia machista a diario. Por eso insisten en la importancia de denunciar y piden que prevalezca el interés del menor antes que el del padre.