Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El viceconsejero de Salud y el gerente del SAS renuncian a su cargo

La Junta inicia el trámite para derogar las órdenes sobre fusiones hospitalarias
El hasta ahora viceconsejero de Salud andaluz, Martín Blanco, y el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), José Manuel Aranda, han renunciado a su cargo, según ha trasladado este martes el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde se ha dado luz verde al inicio del trámite para derogar las órdenes sobre la puesta en marcha del proceso de fusiones hospitalarias.
Vázquez ha trasladado que la renuncia se produce a petición propia y ha agradecido a ambos los "importantes" servicios prestados "en favor de la sanidad pública". Como se recordará, en las últimas semanas se han producido manifestaciones en varias ciudades andaluzas para reclamar mejoras en la sanidad y el portavoz ha querido desvincular las dimisiones de esas movilizaciones, apuntando que han presentado sus renuncias "cuando han considerado oportuno" y convencidos de que era necesario que se tomara desde la Consejería de Salud un nuevo impulso "en las negociaciones".
"No hay ningún detonante de nada, sino la generosidad de dos personas que se han volcado por la sanidad pública y nadie ha motivado su renuncia, sino su propia generosidad y su compromiso con la sanidad pública", según ha recalcado.
En la rueda de prensa, el portavoz también ha trasladado que ya se ha procedido a nombrar a quienes serán sus sustitutos: María Isabel Baena Parejo, como viceconsejera de Salud; y Mariano Martín Patón, como gerente del Servicio Andaluz de Salud. Baena ocupaba actualmente el cargo de directora de Investigación y Gestión del Conocimiento de la Consejería de Salud, mientras que Martín Patón estaba al frente de la Dirección gerencia del Hospital Virgen Macarena de Sevilla.
Los nuevos nombramientos, según ha explicado el portavoz, suponen un nuevo impulso con una doble finalidad: "optimizar la organización del sistema público de salud en Andalucía y mejorar y avanzar en la interlocución con la sociedad, con los profesionales y con los empleados públicos".
Vázquez ha querido dejar claro que Martín Blanco y José Manuel Aranda han hecho un "gran trabajo por la sanidad pública", ya que han "negociado de sol a sol, se han dejado la piel en la mesa de trabajo y se han comprometido desde el primer momento con la mejora de la sanidad pública". Ha asegurado que sus renuncias, "en absoluto", tienen que ver con las peticiones de dimisiones que se han hecho desde otras formaciones políticas.
"Han demostrado la generosidad de querer dar un paso atrás en beneficio de la sanidad pública", según el portavoz, quien ha señalado que desde "hace tiempo" habían puesto sus cargos a disposición del consejero de Salud, Aquilino Alonso. Preguntado sobre si en algún momento el propio consejero ha planteado su renuncia, el portavoz ha señalado que eso "no se ha producido en ningún momento" y ha recalcado que Alonso tiene "la confianza" en el trabajo que está desarrollando.
A su juicio, el paso que han dado Martín Blanco y José Manuel Aranda "tiene que tender a seguir avanzando en la consecución de un acuerdo final donde existen conflictos sanitarios". "Ellos entienden que es el momento de que otros interlocutores continúen el trabajo", según Vázquez, para quien "ya no hay argumentos para no llegar a acuerdos", recordando que los presupuestos para sanidad han aumentado, mientras que se están recuperando derechos de los trabajadores sanitarios.
"En Andalucía no hay recortes y quien lo diga está mintiendo", según ha manifestado el portavoz del Ejecutivo, quien ha confiado en que los sindicatos se vuelvan a sentar a la mesa de negociación, "porque estamos respondiendo a la totalidad del acuerdo firmado".
FUSIONES HOSPITALARIAS
El portavoz ha anunciado además que este martes se pondrá en marcha el trámite para derogar las órdenes sobre la puesta en marcha del proceso de fusiones hospitalarias, lo que afecta concretamente a las provincias de Granada y de Huelva, donde ya se había iniciado el proceso. Ha recordado que ya se anunció en su momento que quedarían paralizadas las órdenes de fusiones hospitalarias en las provincias donde habían comenzado, mientras que hoy se da el paso de la derogación de las mismas.
"Nadie como el Gobierno de Andalucía defiende la sanidad pública y por eso seguimos tomando decisiones para avanzar en su fortalecimiento, escuchando a los profesionales, a los ciudadanos y a los agentes sociales", según ha sentenciado Miguel Ángel Vázquez, quien ha querido dejar claro que para la Junta es una prioridad el diálogo y el acuerdo.
El trámite de derogación de las órdenes sobre fusiones hospitalarias, que lo llevará a cabo la Consejería de Salud, se hará, según ha explicado, "preservando siempre el derecho de los profesionales sanitarios".
Ha explicado que la Junta da este paso porque es "sensible" a lo que escucha: "si las fusiones habían generado cierta inquietud entre la población o no habían sido entendidas por parte de la ciudadanía, lógicamente tenemos la humildad de saber rectificar".
Vázquez ha agregado que el proyecto de las fusiones tenía una única finalidad, "mejorar la sanidad pública, su eficiencia y la prestación del servicio público", que debe organizarse siempre para garantizar la plena satisfacción de los usuarios.
"Como este Gobierno sabe escuchar a la ciudadanía y comparte con la inmensa mayoría de los ciudadanos el interés común de la defensa a ultranza de una sanidad pública y de calidad, hace los cambios que se tengan que hacer en la línea de avanzar en la mejora la prestación de este servicio público", según ha indicado.
Para Vázquez, es posible que otros tengan "intereses distintos", ya sean el beneficio privado, a través de la sanidad pública, o el beneficio electoral, pero los ciudadanos y la Junta comparten un único interés, la defensa de nuestro patrimonio que es la sanidad pública, que vamos a defender "con uñas y dientes".