Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una veintena de inmigrantes entra en Melilla a la carrera por la frontera de Marruecos

Una decena de inmigrantes ha conseguido entrar la noche de este viernes en Melilla a la carrera por el puesto fronterizo de Farhana (Marruecos), acción en la que ha resultado herido un agente de la Policía Nacional. Se estima que la cifra podría rondar la veintena porque menos de diez se han presentado en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), mientras el resto se sospecha que se han escondido para evitar su detención por las fuerzas de seguridad españolas antes de llegar a esta instalación pública.
El intento de entrada masiva en avalancha fue protagonizado por cerca de medio centenar de sin papeles de origen subsahariano, que han querido sorprender a la Policía Nacional y Guardia Civil de la frontera, aprovechando la oscuridad tras anochecer, así como las obras que se están realizando en este puesto fronterizo.
Los agentes que custodian este puesto fronterizo, tanto de Policía Nacional como de Guardia Civil, salieron al paso de los inmigrantes para tratar de evitar la entrada. Un policía nacional resultó herido en una pierna tras ser arrollado por los inmigrantes. Tiene heridas de escasa consideración tras unas lesiones leves de las que ha necesitado ser atendido en Urgencias.
El resto de policías y guardias civiles también hicieron frente a los inmigrantes y de este modo han podido rechazar a Marruecos a gran parte de los que quisieron pasar a la carrera, si bien se estima que una veintena ha logrado su objetivo de entrar en la ciudad española aunque menos de la mitad ha llegado al CETI.
La Delegación del Gobierno aún no ha podido ofrecer los datos exactos de esta entrada por las horas en las que se ha producido y porque aún no han llegado todos al CETI, para ser registrados y así poder ser atendidos en el centro de acogida en régimen abierto, mientras se resuelve su expediente de Extranjería.