Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vecinos de Nueva York denuncian que los clientes de un hotel practican sexo frente a las ventanas

Vecinos de Nueva York denuncian que los clientes de un hotel practican sexo frente a las ventanasGtres

Varios vecinos de un edificio de viviendas de la zona Lower East Side, en Nueva York, han denunciado que ven constantemente a los clientes del hotel de en frente tener relaciones sexuales delante de las ventanas del mismo.

El Public Hotel, que abrió sus puertas en el pasado mes de junio y cuenta con 28 pisos y 376 habitaciones, promueve el “lujo accesible” asegurando que es “una de las nuevas opciones de cinco estrellas en Manhattan”. El problema para los dueños del hotel es que está en boca de todos no por sus características, sino por la ola de denuncias recibidas.
Así, los denunciantes argumentan que todos los días, tanto de día como de noche, tienen que aguantar escenas de sexo. Además, relatan que los clientes del hotel no se cortan y que no se molestan en cerrar las cortinas, según explica el New York Post.
“Los ves teniendo relaciones sexuales todo el tiempo, incluso con las manos en las ventanas”, asegura una de las residentes en el edificio situado en frente del hotel, que también explica que “no es que lo mire directo, pero con el rabillo del ojo se puede ver como cuatro veces a la semana”.
Y no sólo sexo en pareja, ya que otra testigo asegura que pudo observar a un hombre masturbándose delante de la ventana: “Se levantó y estaba de pie allí masturbándose”. Incluso la hija de una de las mujeres que vive en ese apartamento dice temer por la vida de su madre debido a los problemas de corazón que padece la mujer.
Los inquilinos del edificio del apartamento aclaran que aunque a ellos les gustaría bajar sus persianas o cortinas, no pueden debido a que estas tienen que estar subidas o abiertas para que sus aparatos de aire acondicionado puedan funcionar.
Por su parte, el abogado contratado por el hotel para llevar los casos, sostiene que las prácticas sexuales son legales porque se realizan dentro de un espacio privado, algo que respalda la regulación legal de la ciudad estadounidense.