Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El atestado dice que fue un único puñetazo

 Ramón, es el hombre de 81 años  que ayer murió después de increpar a un conductor que casi le atropella. Su hijo hoy todavía no se lo podía creer. “Es tan injusto. Tenía que haber muerto de viejo no así". Ramón caminaba tranquilamente con su bastón y su periódico, había salido de la farmacia como todos los días y al cruzar el paso de cebra un Citroën c3 con la L casi se lo lleva por delante. El conductor es José María de 19 años. Le acompañaba su pareja. El atestado policial relata claramente los hechos. José María le dio un único puñetazo a Ramón y cayó al suelo. Este se dio a la fuga  decía que iba al médico que se encontraba mal. Horas después acompañado de su padre se entrego a la policía. A media mañana el acusado ha pasado a disposición judicial. Mientras en la puerta su padre contaba a Noticias Cuatro fuera de cámara que no le golpeo que murió por un paro cardiaco. Ramón perdió la vida cuando volvía a casa a cuidar  a Amalia que tiene Alzheimer. Mañana su familia  le dará su ultimo adiós.