Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La triste realidad que se esconde detrás de esta foto que le tomó una madre a su hija

Niña subida a un váterFACEBOOK

Lo que en principio parecía una trastada graciosa pronto pasó a ser un triste reflejo de la situación en Estados Unidos. Una madre quería enviarle a su marido una foto de su hija subida a un retrete, pensando que era una chiquillada. Sin embargo, la pequeña le contó que era algo que estaba aprendiendo en la guardería y a su madre se le heló la sangre.

Cuando Stacey Wehrman Feeley se encontró a su hija subida a la taza del váter, creyó que la pequeña estaba bromeando y sacó una fotografía del momento. Se disponía a pasársela a su padre, pero se le quitaron las ganas cuando su hija le contó que estaba practicando lo último que le habían enseñado en la guardería: cómo esconderse en el cuarto de baño si entra un tirador.
Alarmada, Wehrman ha publicado esta fotografía en su Facebook, a modo de llamamiento para que los políticos prohíban la posesión de armas, asegurando que ésta no es la manera de aumentar el control sobre la criminalidad sino todo lo contrario.