Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Me golpeó en el hombro y me tiró al suelo en el momento"

Se encontró de lleno con la trampa cuando iba en bici por un monte de Pontevedra. No quiere que se le reconozca por miedo a represalias; pero ha accedido a hablar porque asegura que lo que sólo fue una caída, pudo haber acabado en  tragedia. "Pasar a más velocidad una moto. Se habría matado aquí mismo. El golpe podría ser bastante fuerte". Varios miembros de un club de motos lo vieron hace tan sólo un mes en un camino cercano. El cable trampa tiene un centímetro de grosor y es totalmente rígido. Quien lo puso pretendía hacer el mayor daño posible a motoristas y ciclistas. La Guardia Civil ya los ha retirado y están investigando quién puede estar detrás. Pero los aficionados a las dos ruedas temen volver a encontrarse con una nueva trampa mortal.