Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La piscina de Ripoll en la que ahogó la menor cumplía las normativa de personal

Cinco profesores de la Escola Pirineus se encontraban en el lugar, así como cuatro monitores y dos personas de mantenimiento, era los trabajadores que estaban en el momento del accidente, los que contempla la normativa. La pequeña había participado en una clase de natación junto a otros 26 niños y, al acabar la actividad, los monitores se dieron cuenta de faltaba uno de los niños y enseguida vieron lo que había pasado.