Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tradicional carrera del queso pone a prueba a los vecinos de un pueblo británico

Unos cien corredores en pos de un queso por una pendiente. El redondo queso rueda los 182,88 metros a saltos, escabulléndose de las manos de los vecinos de Brockworth, un pueblo de Gloucester, que celebran desde 1826 esta tradicional competición. La carrera comienza en la cima de la colina Cooper y hay golpes, caídas, pero la recompensa del queso y el reconocimiento de todos es mayor que el miedo a correr estos riesgos.