Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La toxicidad de la hidracina impide levantar los cadáveres en Los Llanos

Más peligrosa que la dinamita, la hidracina es lo que propulsa los aviones de combate y los cohetes espaciales. “Produce una gran cantidad de gas y eleva mucho la temperatura”, explica el profesor de química de la universidad de Málaga Luis Alemany, “no se utiliza como un combustible en si, si no como un dispositivo adicional para mejorar la propulsión del avión”. Los F-16 llevan un depósito de 10 litros donde el 30% es hidracina y el resto agua. Esta energía tan poderosa tiene sus contras, como se pude comprobar en el accidente aéreo en Albacete. Su alta toxicidad e inflamabilidad no permitió a los bomberos acceder inmediatamente a la zona.

Más peligrosa que la dinamita, la hidracina es lo que propulsa los aviones de combate y los cohetes espaciales. “Produce una gran cantidad de gas y eleva mucho la temperatura”, explica el profesor de química de la universidad de Málaga Luis Alemany, “no se utiliza como un combustible en si, si no como un dispositivo adicional para mejorar la propulsión del avión”. Los F-16 llevan un depósito de 10 litros donde el 30% es hidracina y el resto agua. Esta energía tan poderosa tiene sus contras, como se pude comprobar en el accidente aéreo en Albacete. Su alta toxicidad e inflamabilidad no permitió a los bomberos acceder inmediatamente a la zona.