Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tomates morados transgénicos, más cerca de llegar a los mercados

Tomates morados transgénticoscuatro.com

Tras ser desarrollados en Reino Unido, la producción a gran escala de los tomates morados transgénicos ya está en marcha en Canadá y los primeros 1.200 litros de zumo de tomate morado están listos para ser enviados de vuelta al país. El pigmento conocido como antocianina es un antioxidante que ayuda a combatir el cáncer, según revelan recientes estudios con animales.

Los científicos dicen que los nuevos tomates podrían mejorar el valor nutricional de las comidas. Los tomates se desarrollaron en el Centro John Innes en Norwich. La profesora Cathie Martin espera que la primera entrega de grandes cantidades de zumo permita a los investigadores estudiar su potencial, informa la BBC.
Como los arándanos
"En estos tomates morados puedes encontrar los mismos compuestos que están presentes en los arándanos. Estos componentes pueden incluirse en alimentos razonablemente accesibles que la gente consuma en cantidades significativas", explicó.
Los tomates son parte de una nueva generación de plantas transgénicas diseñadas para atraer a los consumidores. Los primeros tipos iban dirigidos específicamente a los agricultores y eran descritos como nuevas herramientas en la agricultura.
El pigmento de color púrpura es el resultado de la transferencia del gen de una planta de boca de dragón. La modificación desencadena un proceso dentro de la planta de tomate que permite que se desarrolle la antocianina.
Aunque la invención es británica, la profesora Martin asegura que las restricciones de alimentos transgénicos de la Unión Europea la animaron a buscar algún lugar en el extranjero para desarrollar la tecnología.
Las regulaciones canadienses son vistas como favorables para los alimentos genéticamente modificados, lo que ayudó a concretar un acuerdo con una empresa de Ontario, New Energy Farms, que ahora está produciendo suficientes tomates morados para generar 2.000 litros de jugo en un invernadero de 465 metros cuadrados.