Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varias madres irrumpen en el Ayuntamiento de Cádiz para protestar por su situación

Aysha tiene 23 años y un hijo de tres años. Ante su precaria condición, ha irrumpido en el Ayuntamiento para protestar por la situación en la que vive con su hijo.

Primero la desalojaron de la vivienda que ocupaba y ahora el Ayuntamiento le paga una pensión pero sin baño ni agua caliente. Llegado un momento, la joven pierde los nervios y los policías la desalojan de la sala.