Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un programa de telemedicina reduce un 66% los costes sanitarios en AP por depresión leve y el estado de los pacientes

Un programa de telemedicina, denominado 'CaringMe' y desarrollado por Arvato CRM, en colaboración con Badalona Serveis Assistencials, ha logrado reducir en un 65,5 por ciento los costes sanitarios en Atención Primaria, y un 72,8 por ciento en Atención Especializada, relativos a la atención de pacientes con depresión leve-moderada.
Estos datos se han obtenido, tal y como ha informado el doctor de Medicina y médico de Atención Primaria, Antoni Sicras-Mainar, tras reclutar a 164 pacientes de Badalona (Barcelona) con diagnóstico de trastorno depresivo leve o moderado. Los requisitos para participar eran ser mayor de edad, tener más de 10 puntos en la escala PHQ9 (cuestionario de salud del paciente), acceso a Internet y acceder voluntariamente al programa.
El 80 por ciento de los participantes eran mujeres de unos 44 años, el 70 por ciento tenía índices elevados de ansiedad y malestar emocional, el 50 por ciento no hacía ejercicio ni tenía un horario regular para cenar e ir a dormir, el 80 por ciento usaba dispositivos electrónicos antes de meterse en la cama, el 70 por ciento tenían dificultades para conciliar el sueño y más de la mitad estaba estresado.
A todos los participantes se les facilitó la inclusión del programa el cual, con una duración de un año, constaba de tres módulos. El primero, llamado 'bloque básico', estaba enfocado a fomentar estilos de vida saludables; el segundo era una terapia conductual en la que se realizaban 12 sesiones de 7 a 21 días centradas en los pensamientos, actividades y relaciones personales; y el tercer módulo estaba destinado a los pacientes que necesitaban tratamiento farmacológico, en el que se contactaba a través de teléfono, mensajes de texto o correos electrónicos para recordar la toma de la medicación y conocer los posibles efectos secundarios.
MEJORAN LOS SÍNTOMAS Y LA ADHERENCIA TERAPÉUTICA
"Los pacientes nos han asegurado que ha sido una experiencia gratificante porque les ha ofrecido una autoayuda que, además, ellos mismos han tenido que trabajar", ha argumentado el jefe clínico del Centro de Atención Primaria Morera-Pomar de Badalona, Jaume Claramunt. De hecho, según los resultados obtenidos, los participantes mejoraron en 8 puntos su nivel de depresión, el 90 por ciento cumplió con el tratamiento farmacológico y se produjo una reducción del 91,7 por ciento en las bajas laborales.
Asimismo, tal y como ha explicado el director de Arvato Consulting, Pere San Martín, cuando el sistema detectaba que el paciente tenía un problema más grave avisaba automáticamente al médico, por lo que los participantes estaban cuidados en "todo momento".
Con todo ello, el CEO de Arvato CRM, Íñigo Arribalzaga, ha informado de que ya están en contacto con autoridades sanitarias para poder implantar este programa de forma rutinaria en los hospitales y, también, en los centros privados. Además, el experto ha asegurado que los profesionales sanitarios también han quedado satisfechos tras realizar el programa porque han mejorado la atención prestada a estos pacientes.