Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Suplantan su identidad y la de sus familiares en la red y engañan a varios hombres

Suplantan su identidad y la de sus familiares en la redcuatro.com

A Ruth Palmer, una joven británica, le han robado imágenes suyas de sus perfiles en redes sociales para crear cuentas falsas. Estos perfiles falsos, en los que se utilizaban sus imágenes, aunque cambiaron su nombre a Leah Palmer, estuvieron activos durante tres años y mantenian conversaciones con otros perfiles falsos de miembros de su familia. A pesar de haber tratado de encontrar al culpable, le ha resultado imposible, recoge la BBC.

Soltera, muy activa en las redes sociales y que actualmente reside en Dubai son alguna de las características que definen a Leah Palmer para sus más de 800 seguidores en Instagram. Sin embargo hay una hecho que realmente la definía y que ninguno de todos ellos conocía: Leah Palmer no existía de verdad.
Cuando una amiga llamó exaltada a Ruth Palmer para mostrarle lo que había encontrado en las redes sociales, la sorpresa era mayúscula. Alguien había estado utilizando imágenes de ella y de sus familiares para difundirlas en las redes sociales mediante la utilización de perfiles falsos. El marido de Ruth era el "molesto exnovio" para Leah, que habia tenido estos perfiles falsos activos durante los últimos tres años. El suplantador incluso hacía que los diferentes perfiles de familiares y amigos de Leah, todos ellos inventados también, mantuvieran conversaciones con esta para darle veracidad a la cuenta.
Ruth descubrió que Leah había estado manteniendo relaciones con hombres a través de diversas redes sociales, y que incluso algunos le mandaron imágenes y vídeos de contenido erótico. "Uno de ellos había roto con una novia real para tener una relación por internet con esta chica que pensaba que era yo", asegura Ruth Palmer a la BBC.
Con sus investigaciones consiguió obtener dos números de teléfono que pertenecían al usurpador. "Tenía dos teléfonos. El primero sonó, atendió, solo llegué a decir 'hola' y ella colgó en menos de dos segundos", comenta Ruth. Tras una semana los números no estaban ya disponibles.
Ruth trató de encontrarla, pero las cuentas de Leah fueron borradas rápidamente y la policía no pudo investigarlo dado que al no utilizar el nombre completo de Ruth, el suplantador no cometió un delito. "¿Qué puedes hacer si algo va mal en las redes sociales? Tiene que haber algo, así sea apoyo o un cambio en las leyes", asegura Ruth.