Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salva la vida después de que su sujetador amortiguase la bala disparada por un cazador

Salva la vida después de que su sujetador amortiguase la bala disparada por un cazadorREUTERS

Una mujer alemana de 42 años que paseaba en bicicleta por el campo en las inmediaciones de Gadebusch, Alemania,ha salvado la vida después de que su sujetador amortiguase la bala perdida que disparó un cazador que en ese preciso instante se encontraba en la caza de un jabalí que merodeaba por la zona. La propia policía local afirmó que fue su ropa interior la causa de que su única secuela fuera un gran moratón en el pecho.

Podría ser descrito como un milagro y parece increíble, pero lo cierto es que tanto los afectados como los testigos de esta historia y la propia Policía refrendan lo que aconteció: un sujetador ha salvado la vida de una mujer después de amortiguar una bala perdida que fue disparada por un cazador.
Sucedió en el estado federado alemán de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, cerca de Berlín, lugar donde una mujer alemana de 42 años, cuyo nombre no ha trascendido, se encontraba dando una vuelta en bicicleta junto a su pareja durante sus vacaciones.
Lo que parecía ser una mañana relajada de deporte entre la naturaleza, se convirtió sin embargo en un susto extraordinario que podía haber acabado en tragedia.
En el momento en que circulaban por el campo junto a la ciudad de Gadebusch, se cruzaron inesperadamente con la cacería de un jabalí que corría por la zona huyendo del destino que querían depararle. Fue en ese instante cuando el cazador que corría tras él disparó su arma con la terrible fortuna de fallar el tiro en una bala perdida que fue directa contra el pecho de la mujer.
"Sentí un dolor repentino en mi pecho. Miré abajo y vi que el cable que llevaba mi sujetador estaba doblado", explicó en declaraciones recogidas por DailyMail.
Fue precisamente esto último lo que, en palabras de los propios agentes que se personaron en el lugar, le salvo la vida o al menos "evitó que sufriese daños mayores".
Un conductor que se encontraba cerca de la zona se apresuró a llevar a la mujer al hospital, quien finalmente no sufrió más heridas que la de tener un enorme moratón en el lugar del impacto.
Ahora, la policía ha manifestado que el cazador, que fue avistado por el propio marido de la afectada y llegó a hablar con él, podría enfrentarse a cargos por las lesiones provocadas y por negligencia.