Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esto es lo que sucede cuando dejas a dos niños solos durante siete minutos

Siete minutos. Dos niños. Pinturas de colores...Cuando todos estos factores se juntan sin una supervisión paterna todo apunta al caos. Paul Schettini lo ha aprendido a la fuerza. Sus hijos le pidieron subir a jugar al piso de arriba y cuando el subió apenas siete minutos más tarde, se encontró que sus hijos habían pintado paredes, muebles e incluso a su perro con pinturas rojas y verdes.