Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos 400 subsaharianos intentan entrar en Melilla con un nuevo salto masivo a la valla

Intento salto valla de MelillaEFE

Un grupo de unos 400 inmigrantes subsaharianos ha protagonizado esta madrugada un nuevo intento de salto masivo a la valla de Melilla que, finalmente, ha sido controlado con éxito gracias al fuerte dispositivo policial desplegado por la Guardia Civil.

Según ha informado una portavoz de la Delegación del Gobierno, el intento se ha producido sobre las 5.30 horas de este domingo, "cuando los inmigrantes, tras lanzar piedras contra las fuerzas de seguridad marroquíes, han logrado superarlas y acceder en parte al vallado melillense por la zona próxima a la frontera de Beni-Enzar, que momentáneamente quedó cerrada entra tanto se controlaba el intento de salto".
Asimismo, ha detallado que en torno a un centenar de inmigrantes consiguió encaramarse a la valla exterior e intermedia, "pero fueron contenidos por los agentes de la Benemérita, que ya habían realizado un fuerte despliegue con unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla y de la Agrupación de Reserva y Seguridad destinadas precisamente a la ciudad como refuerzo en el control fronterizo".
Sin embargo, ha subrayado la citada fuente, los inmigrantes encaramados desistieron finalmente de su actitud sobre las 7,00 horas "y quedan bajo custodia de las fuerzas marroquíes".
La portavoz gubernamental ha asegurado que "no ha habido heridos ni más detalles reseñables que el auxilio que la Guardia Civil ha tenido que prestar a las fuerzas de seguridad de Marruecos, que incluso piden refugiarse en la zona de entrevallas para resguardarse de las piedras que los inmigrantes lanzaban contra ellos".
El salto de este domingo es el tercero que se produce en lo que va de año, tras un intenso mes de enero en el que prácticamente a diario se han registrado avistamientos de grupos muy numerosos -.de hasta mil inmigrantes en alguna ocasión-. intentando aproximarse a la frontera con Melilla, ha resaltado la citada fuente.
La Delegación del Gobierno ha insistido una vez más en que este modelo de inmigración, "auspiciado y alentado por las mafias que trafican con seres humanos, no es admisible ni justificable bajo ningún concepto y en ningún caso debe confundirse con los flujos de inmigrantes que huyendo de conflictos bélicos solicitan prácticamente a diario asilo o refugio en el puesto fronterizo de Beni-Enzar".