Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pide que desconecten a su mujer en coma, embarazada de 18 semanas

soporte vital,Erick Muñoz,Texas,mujer embarazada en coma,marido,desconectarcuatro.com

Marlise Muñoz , embarazada de 18 semanas, se encuentra conectada a una máquina que la mantiene con vida desde hace un mes. Su esposo, Erick, ha pedido a las autoridades de Texas, autorización para retirarle el soporte vital. La ley lo prohíbe en pacientes que esperan un hijo, aunque contradiga su decisión.

Erick Muñoz, médico de profesión, ha asegurado a los medios que su esposa, también profesional de la salud, decidieron en su día no vivir conectados a una máquina en estado de coma.
"Hemos hablado de ello. Ambos somos paramédicos", dijo a los medios Muñoz. "Ambos sabíamos que no queríamos estar así. "
Marlise Muñoz, de 33 años, permanece en estado vegetativo en el Hospital John Peter Smith,  de Fort Worth, en Texas.  Está embarazada de 18 semanas y su estado ha complicado la decisión de desconectarla del respirador que la mantiene con vida, según ha publicado la CNN.
La ley del estado de Texas, sin embargo, ha prohibido retirar el soporte vital que la mantiene con vida independientemente de su voluntad porque prevalece la decisión de vida del feto.
Erick Muñoz, por su parte, ha explicado que aunque haya personas que no lo entiendan, pero la embolia pulmonar que sufrió su esposa pudo provcar daños severos al feto.
Los médicos, por su parte, tendrán que cumplir con la ley, pero no garantizan que el bebé nazca sano, porque ignoran cuánto tiempo permaneció sin recibir oxígeno y nutrientes.
Erick Muñoz encontró a su esposa inconsciente el 26 de noviembre en la cocina de su casa. La reanimó y llamó a los servicios de emergencias.
Desde ese día la mujer embarazada permanece en la UCI en coma, según su esposo.
Las pruebas realizadas al feto han revelado que el bebé  tiene un ritmo cardíaco normal y los médicos esperan a las 24 semanas para determinar cuando podrán traerlo al mundo.
Un portavoz del hospital en Texas fue tajante en cuanto a la retirada de la ventilación artificial a la mujer.