Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sombra de la corrupción policial cae sobre Magaluf

Sexo en la calle, borracheras y ruidos hasta altas horas de la madrugada es el pan de cada día de los vecinos de Magaluf en Mallorca. Tras la denuncia de varios empresarios de ocio nocturno, la jueza ha enviado a prisión al jefe de policía de Calviá y a otros dos agentes. Aunque hay secreto de sumario, todo apunta a que la policía extorsionaba a los dueños de los locales de ocio nocturno para hacer la vista gorda sobre los excesos que los vecinos denunciaban desde principio de verano.