Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer de 60 años da a luz tras 20 años de intentos y su marido le deja

Una mujer de 60 años da a luz tras 20 años de intentos y su marido le dejaTwitter

Una mujer se queda embarazada a los 60 años tras 20 intentándolo y su marido la deja. El hombre cambió de opinión cuando oyó gritar al bebé en la sala de maternidad y le dijo a su esposa que ya era demasiado mayor como para soportar eso.

Serif Nokic, de 68 años, dejó a su mujer el día en que nació la pequeña. Se quejó a su mujer de que el bebé le mantendría despierto toda la noche por culpa de su llanto. Cuando se le preguntó sobre el abandono de la nueva madre Atifa, Serif dijo: "Ella consiguió lo que quería, ahora es feliz", recoge Daily Mail.
Serif asegura que vivir con un bebé a su edad sería demasiado perjudicial para su salud: "Soy un hombre enfermo, tengo 68 años, soy diabético y tengo un corazón débil. No es fácil no dormir toda la noche y escuchar el llanto de un bebé". Atifa también tiene problemas de salud, incluyendo presión arterial alta, pero dice que está lista para criar a su hija sola.
Atifa fue considerada un embarazo de alto riesgo y estuvo en el hospital durante los tres meses previos al parto. Serif afirmó que estaban de acuerdo en seguir adelante con el embarazo pero cuando vio a la pequeña Alina en los brazos de su madre, decidió que no quería estar con su nueva familia.
La pequeña Alina ni siquiera tendrá su apellido, ya que se negó a tenerla registrada como su hija. Se cree que la pareja ha utilizado un donante de esperma anónimo. Atifa, que trabajaba en una fábrica textil, dice que va a criar a su bebé por sí misma, aunque tenga poco dinero.
Ella es prima de Rasim Ljajic, Ministro de Comercio y Viceprimer Ministro de Serbia, pero dice que no tiene parientes que puedan ayudarla. Atifa dijo: "Pase lo que pase, si Serif se queda o se va, lucharé para cuidar a Alina de la mejor manera posible y para llevarla por el camino correcto. Viviré sólo para ella". "Sé que no será fácil, pero sigo creyendo que hay gente buena que querrá ayudarme".
A medida que se acercaba su 60 cumpleaños, Atifa casi había abandonado la esperanza de tener hijos hasta que los médicos le dijeron que finalmente esperaba un bebé después del tratamiento de fertilidad y de haberlo intentado durante 20 años.
Atifa cumplió el sueño de su vida cuando dio a luz con éxito a la niña. Ella añadió: "Sabía que sería un gran riesgo para mi edad, pero el único deseo en mi vida fue tener un hijo, y me pasó a mí". "No tenía miedo de mi vida en absoluto, Dios me dio valor. Nunca me he sentido mejor".