Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La serpiente que se come a sí misma

Una serpiente pitón del Centro de Reptiles Alice Springs, en Australia, ha protagonizado una escena de uróboro, es decir un animal que come o muerde su propia cola y forma así un círculo.  El problema es que en algún momento, mientras la pitón se desprendía de su vieja piel, volvió al punto de inicio, y siguió: es decir, aparentemente quedó atrapada dentro del tubo de su propia piel, y siguió moviéndose, quedando en un giro incesante. El Centro publicó un video en Facebook que muestra a la serpiente en apuros. El animal tardó tres horas en salir de su propia trampa.