Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una serpiente en la manguera de la gasolina

Una serpiente en la manguera de la gasolinaDailymail.co.uk

Adzy Heist conducía hacia el aeropuerto de Sydney, en Australia, cuando paró para repostar en una gasolinera Shell. De repente, se dio cuenta de que algo extraño salía de la manguera de gasolina.

"Pensé que no era posible", señala este químico e ingeniero medioambiental. Y es que, al acercarse, descubrió que una serpiente de alfombra o pitón diamantina, con la cabeza del tamaño de su puño, trataba de enrollarse en la manguera. La serpiente medía entre dos y tres metros y era tan ancha como un antebrazo, informa Dailymail.co.uk.
Heist explica que ha visto muchas serpientes debido a su profesión por lo que no se asustó. “Te encuentras vida salvaje en Australia. He visto dingos y cosas así también”, señala.
Pero lo que sí le sorprendió es que, al advertir a los empleados de la gasolinera de lo que había ocurrido, estos se limitaron a poner un cono delante de la manguera. “Cuando estaba dentro tomando café vi a más gente coger la manguera y ocurrirles lo mismo. Podían haberlo solucionado mejor”, indica.
Este tipo de serpientes no son venenosas. El clima cálido las despierta de su hibernación y por eso, desde septiembre de 2014 hasta el 31 de agosto de 2015, se produjeron 813 llamadas en la zona alertando de serpientes y arañas.