Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atraca y tira al suelo a un anciano de 93 años por poco más de seis euros

Stanley Evans, un pensionista londinense de 93 años, regresaba de hacer unas compras cuando fue sorprendido por un ladrón mientras esperaba al ascensor en el rellano de su comunidad de vecinos. En las imágenes de las cámaras de seguridad se ve cómo el presunto delincuente se acerca al hombre, le agarra la cartera, le empuja y luego sale corriendo. El anciano quedó tumbado en el suelo sin poder levantarse durante 10 minutos. El hombre llevaba encima poco más de seis euros. Evans recuerda que ya le dio 10 libras meses antes al agresor.

La policía ha publicado las imágenes de las cámaras de seguridad que captaron el robo. Tras el asalto, el señor Evans dice sentirse “frustrado”, tal y como publica DailyMail.
"Yo venía del supermercado con un carrito de la compra cuando vi a un hombre negro sentado en la pared. Su cara me resultaba familiar, me acordaba de haberle dado casi 14 euros hace varios meses. Siempre soy bastante amable con la gente de la zona”, comentaba el Sr. Evans.
"Él estaba sentado detrás de mí y comenzó a juguetear con mis llaves. Él me dijo que había venido a visitar a alguien en el segundo piso. Llamé al ascensor, mi cartera estaba en el bolsillo delantero del pantalón. Entonces, de repente, vino directamente hacia mí. Agarró mi cartera, me empujó y caí al suelo sin poder hacer nada”.
“Esperé durante 10 minutos revolcándome por el suelo como una foca esperando a que alguien viniera, pero nadie lo hizo. Entonces me las arreglé para ponerme en pie y subir a mi casa para llamar a la policía", relata Evans.
El asalto y robo tuvo lugar en Ingestre Court, en el centro de Londres en torno a las 20h del sábado 31 de enero.
Stanley Evans dice no estar asustado tras el atraco y cree que no por ello va a dejar de salir y disfrutar de Soho (Londres), donde ha vivido y trabajado durante tantos años
“No me voy a esconder en mi casa por culpa de él, me alegro de vivir en Soho, a pesar de que haya hombres como él”.
Como resultado del asalto el pensionista sufrió una lesión en el hombro, que fue tratado por un equipo de la ambulancia.
La Detective Sargento Gemma Alger de la Unidad de Delitos Graves de Westminster dijo: "Este es un asalto totalmente sin provocación, cruel y repugnante a un pensionista indefenso”.

Los agentes también han emitido una imagen del hombre. El sospechoso es descrito como un hombre negro, alrededor de 1,70 cm, complexión delgada y con una edad comprendida entre 20-30 años. Llevaba ropa oscura casual.
“Insto a cualquiera que tenga alguna información sobre quién fue el responsable a que se ponga en contacto con nosotros lo antes posible, antes de que él ataque a alguien más", asegura la policía.