Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fin de semana se cierra con 13 muertos y 5.800 rescatados en aguas del Mediterráneo

Durante el fin de semana han muerto 13 inmigrantes y han sido rescatados otros 5.800 en aguas del Mediterráneo, según han informado las autoridades italianas y egipcias. La gran mayoría de los rescatados han sido trasladados a territorio italiano.

Diez cadáveres han sido recuperados en aguas cercanas a la costa libia, en la misma zona donde se han desarrollado la mayoría de las operaciones de rescate, que continúan activas. Otros tres cadáveres han sido recuperados en aguas egipcias. 
Siete de los cuerpos sin vida estaban en dos lanchas neumáticas que navegaban abarrotadas de inmigrantes. Otros tres inmigrantes fueron recogidos del agua ya sin vida después de que saltaran ante la proximidad de un mercante que pretendían alcanzar a nado, ha informado la Guardia Costera. 
En las operaciones han participado diez buques italianos, cuatro embarcaciones civiles privadas y un buque francés, todos ellos bajo coordinación italiana.
Por otra parte, las autoridades egipcias han informado de la muerte de tres inmigrantes cuando la embarcación en la que viajaban se hundió en aguas cercanas a la ciudad de Edku. Los 31 supervivientes han sido detenidos.

Hace ya dos semanas 900 personas murieron tras hundirse el pesquero en el que pretendían alcanzar las costas europeas, una tragedia que ha propiciado una respuesta política de los principales países europeos, que han aprobado triplicar el presupuesto de la misión de patrulla y rescate Tritón.

Las organizaciones que trafican con inmigrantes han incrementado su actividad en las últimas horas aprovechando las buenas condiciones meteorológicas y la calma del mar. De hecho, un numero indeterminado de inmigrantes han conseguido alcanzar las costas de la isla italiana de Lampedusa o la ciudad de Trapani, en Sicilia, por sus propios medios.