Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así son las medidas de seguridad en los recintos de conciertos en España

Esta noche actúa Ricky Martin en Madrid. Aquí, las más de 10.000 personas que acuden al concierto verán banderas a media asta en recuerdo de las víctimas del atentado de Manchester. Tornos para regular el flujo, dos controles a 20 y 10 metros de la puerta, escáner de mano en el interior y control de los bolsos para dejar fuera de ellos objetos punzantes, cámaras de fotos grande e incluso el palo selfi: esas son algunas de las medidas de seguridad que serán aplicadas. “Para eso estamos nosotros; para que no se nos pase nada en el cacheo y los detectores”, explica una trabajadora.

Doscientas cámaras de seguridad, 100 vigilantes auxiliares y todo coordinado por un expolicía. Los trabajadores, –todos–, incluidos los que vengan con Ricky Martin, pasarán por arcos de seguridad. “Incluso los accesos exteriores están controlados por cámaras. El objetivo es que no entre quien no debe entrar al recinto.

No veremos al personal camuflado, pero fuera sí será más visible la presencia policial. España tiene un nivel de alerta 4 que obliga a reforzar las grandes aglomeraciones. El despliegue no alcanzará los niveles de eventos deportivos en estadios más grandes y partidos de alto riesgo o conciertos como el de Bruce Springsteen, porque habrá la octava parte de público.