Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubrir cuánto te queda de vida con una gota de sangre

Análisis de sangre. Foto: GtresGtres

Una nueva prueba de sangre podría predecir cuánto tiempo va a vivir una persona y la rapidez con que envejecerá. Esta es la conclusión a la que han llegado los científicos del King's College de Londres tras realizar un estudio, publicado en la revista 'International Journal of Epidemiology', según el diario 'The Daily Mail'.

Los científicos, basándose en la investigación del perfil metabólico de más de 6.000 gemelos, han descubierto 22 metabolitos en la sangre que podrían dar pistas sobre la salud a largo plazo y la rapidez de envejecimiento de una persona, así como determinar su esperanza de vida, informa Russia Today.

"Dado que estos 22 metabolito relacionados con el envejecimiento se pueden detectar en la sangre", podríamos utilizar una muestra de sangre en el futuro para identificar "el rápido envejecimiento biológico en las personas", cree una de las autoras del estudio, Ana Valdes.

Además, uno de estos 22 metabolitos está vinculado a rasgos como la función pulmonar y la densidad mineral ósea, así como con el peso al nacer, que es un conocido factor determinante en el futuro envejecimiento.

"Este único metabolito, que está relacionado con la edad y las enfermedades relacionadas con la edad, era diferente en gemelos genéticamente idénticos que tenían muy diferente peso al nacer", señala Valdes, agregando que "esto nos muestra que el peso al nacer afecta a un mecanismo molecular que altera este metabolito”, lo que a su vez puede ayudar a entender "cómo la nutrición baja en el útero altera las vías moleculares que dan lugar a un envejecimiento más rápido y a un mayor riesgo de enfermedades relacionadas con la edad 50 años más tarde".

Los hallazgos también podrían allanar el camino para el desarrollo de nuevos tratamientos para las enfermedades relacionadas con el envejecimiento.