Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ruido y la contaminación pueden perjudicar gravemente el embarazo

embarazada, tripatelecinco.es

Investigadores daneses han demostrado que las embarazadas que viven cerca de calles muy afectas por la contaminación y el ruido del tráfico corren mayor riesgo de sufrir complicaciones durante la gestación. Se trata de la denominada preeclansia, una enfermedad caracterizada por provocar hipertensión que puede terminar dañando el organismo. 

Los científicos creen que las toxinas liberadas por los vehículos y el sonido del tráfico incrementan los niveles de estrés y desemboca en un aumento de la presión arterial de las embarazadas. 
El estudio, llevado a cabo con 73.000 gestantes, ha establecido por primera vez un vínculo entre el tráfico y la preeclampsia, una enfermedad que provoca hipertensión y otros trastornos en la mujer, y analiza el impacto que la contaminación del aire y el ruido tienen sobre la salud, según ha publicado el diario británico Daily Mail
Se calcula que la preeclampsia afecta aproximadamente al 5 por ciento de las mujeres embarazadas. Además de dañar órganos como el hígado y los riñones, también puede afectar al cerebro y, en los casos más graves, puede generar complicaciones que pueden poner en peligro la vida del feto y de la madre.