Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La rotonda de la discordia en Vigo

Los antidisturbios se han aplicado a fondo para apartar a los manifestantes que protestaban de madrugada contra la instalación de un barco en una rotonda del centro de Vigo. Decenas de antidisturbios han escoltado a los operarios que tenían que instalar el barco, mientras un centenar de personas protestaban por el desorbitado gasto de la obra: 600.000 euros.  Sobre lo bonito o no del resultado hay opiniones para todos los gustos, pero el alcalde de la ciudad, Abel Caballero, lo tiene claro: “ya sabemos porque no lo querían, porque son los del no y siempre dicen que no a lo bonito”.