Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a cinco miembros de una banda especializada en robar tarjetas bancarias

La Policía Nacional ha detenido en el municipio malagueño de Marbella a los cinco miembros de un grupo itinerante especializado en la sustracción, mediante engaños, de tarjetas de crédito en cajeros automáticos.

Los delincuentes habrían obtenido cerca de 60.000 euros mediante extracciones de dinero directas o compras en tiendas de lujo, locales de ocio y clubes de alterne de la zona.
El grupo elegía a sus víctimas, principalmente personas de avanzada edad, cuando iban a sacar dinero en efectivo en cajeros automáticos de la zona.
Mediante engaños, lograban hacerles creer que sus tarjetas habían quedado bloqueadas y obtener el número PIN para posteriormente poder realizar operaciones con las tarjetas que hurtaban.
La investigación, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, se ha realizado gracias a la colaboración con el enlace francés en España, ya que los arrestados, con edades comprendidas entre los 22 y 34 años, son naturales de Francia y con domicilio en Marsella.
Las investigaciones comenzaron el pasado verano a raíz de la denuncia de un ciudadano extranjero en relación con 19 cargos fraudulentos realizados en su cuenta corriente y cuyo importe ascendía a 3.000 euros. Al parecer, habían usado su tarjeta de crédito tanto en cajeros automáticos como en locales de copas de Marbella.
Las primeras pesquisas condujeron a los agentes a creer que se trataba de una red cuya actividad delictiva consistía en la sustracción de tarjetas bancarias y su posterior uso fraudulento en comercios de lujo, locales de diversión o directamente en cajeros de la zona de Marbella.
Entonces, averiguaron que esta red estaba compuesta por hombres de origen magrebí y residentes en la ciudad de Marsella (Francia). Al parecer son un grupo itinerante que se trasladaba periódicamente desde la localidad francesa hasta la malagueña, donde permanecía aproximadamente una semana para cometer sus ilícitos.
'MODUS OPERANDI'
Los policías averiguaron que al llegar a España alquilaban un vehículo con el que se desplazaban. Durante su estancia, y con el fin de entorpecer la labor policial, lo sustituían por otros cada dos o tres días.
Una vez establecidos en Marbella, elegían a sus víctimas potenciales entre los clientes de cajeros automáticos, normalmente gente mayor, que estaban sacando dinero en efectivo en vísperas de fin de semana o fiesta.
Los arrestados usaban distintas argucias para acercarse a la víctima y hacerle creer que la máquina se había tragado la tarjeta. Acto seguido, se ofrecían para ayudarle a recuperarla para lo que le pedía que introdujera nuevamente el código PIN. Mientras tanto distraían a la persona para hacerse con la tarjeta.
Ya con las tarjetas en su poder y los códigos de seguridad, los miembros de la banda se dirigían a otros cajeros donde sacaban dinero en efectivo o bien las utilizaban en distintos locales de ocio o tiendas de lujo de la zona marbellí donde hacían consumiciones caras y adquirían productos de gran valor. Los productos que adquirían en las tiendas de lujo, los trasladaban hasta su lugar de residencia en Francia, donde supuestamente los vendían para sacar dinero en efectivo.
Los agentes han realizado dos registros en los que se han intervenido dos vehículos, 3.500 euros en efectivo, ropa de marcas de lujo, zapatos, relojes, cinturones, dos tabletas y perfumes, entre otros efectos.
En la investigación, que ha sido realizada por agentes de la Comisaría de Marbella, se han esclarecido hasta el momento un total de 21 delitos de estafa, 13 de ellos realizados en 2013 y ocho en 2014.