Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Be happy' a 1.000 metros de altura

Pasaron 8 horas arropando a un montañero herido y por fin asciende en camilla hasta el helicóptero. Cuando se aleja con destino el hospital, los cuatro bomberos, con el mar de nubes de fondo, se relajan. Contentos porque ha sido un rescate especialmente complicado. A la una de la madrugada los bomberos de Gran Canaria llegan a la cima de la montaña. Un montañero se ha partido una vértebra, pero no pueden rescatarlo a pie, tienen que esperar al helicóptero y solo vuela de día. Esa espera iba a ser eterna. Primero para la víctima, herido y con frio; y después para uno de los bomberos, su mujer a punto de dar a luz y él a mil metros de altura. El herido se recupera en el hospital y los bomberos disfrutan por el trabajo bien hecho.