Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las redes sociales muestran escenas dantescas del temporal

Del fuerte viento, lluvia y oleaje da buena fe este ferry que trata de atracar en el puerto de la Savina, en Formentera. El único que lo intentó este sábado, finalmente tuvo que desistir y regresar a Ibiza. Las Pitiusas incomunicadas por mar durante horas por un temporal que en el este de Menorca, además de estampas como estas, deja de momento el hundimiento de al menos dos embarcaciones, así como varios cortes de luz y numerosos desperfectos, como en el resto del archipiélago, con diques puestos a prueba en Mallorca. Con olas de casi siete metros en el Mediterráneo capaces de engullir playas como estas en las provincias de Alicante, Valencia, Castellón, Tarragona y Barcelona. Benitatxell, Alicante, en Canet de Berenguer, Valencia... Oleaje para observar en la lejanía, desde la barrera, porque ha llegado hasta las mismas escaleras del paseo marítimo de Port Saplaya, en Alboraia, Valencia. Más lejos aún en Dénia. Con rachas de viento que mantienen la alerta naranja y que ponen en dificultades de vuelo hasta a las gaviotas. Con lluvias torrenciales, que sacan a flote vehículos arrastrados, con el río Algar desbordado hasta su desembocadura en Altea. Consecuencias de un tiempo desbocado del que siempre hay alguien que saca el lado positivo, aunque con cierta temeridad, eso sí: capaz de convertir esta carretera anegada en Mallorca en un canal de esquí acuático a lomos de un cisne hinchable.