Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los obispos recuerdan a Miguel Ángel Blanco como "símbolo" de las víctimas del terrorismo y del "deseo de libertad"

Los obispos españoles han recordado con su oración y homenaje a Miguel Ángel Blanco, concejal del PP en Ermua (Vizcaya) secuestrado y asesinado hace 20 años por ETA, al que definen como "símbolo" de las víctimas del terrorismo y del "deseo de libertad y dignidad" en España.
"Con recuerdo-homenaje a M.A.Blanco, símbolo de los que han sufrido el terrorismo y encarnado el deseo de libertad y dignidad", reza el mensaje publicado por el portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, en Twitter. El tuit comienza con el símbolo de la oración y concluye con el de la bandera española.
Además, acompaña el mensaje del cartel cubierto de besos con el rostro de Miguel Ángel Blanco así como de dos documentos publicados por la Conferencia Episcopal Española en julio de 1997 con motivo de su secuestro y asesinato a manos de ETA.
El primero de estos documentos es un comunicado enviado a los medios de comunicación el 11 de julio de 1997 en el cual, los obispos condenaron el secuestro que calificaron de "brutal violación de los derechos" y pidieron a ETA que devolviese "inmediatamente y sin condiciones" a Miguel Ángel Blanco.
Tres días después, el 14 de julio de 1997, el presidente de la CEE y arzobispo de Zaragoza, Elías Yanes, envió una carta al entonces obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, para unirse en el dolor y la condena por el asesinato del joven concejal, que fue tiroteado y abandonado en un descampado después de 48 horas de secuestro.
En la misiva, Yanes destacó la unión de "todo un pueblo que ha pedido, con lágrimas y gritos, la vida y la libertad de una persona" y reclamó a los responsables del crimen, a sus instigadores ycolaboradores que dejasen ya "de matar y de causar tanto dolor".