Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre sufre quemaduras después de que su IPhone explotara en el bolsillo

Un hombre sufre quemaduras después de que su IPhone explotara en el bolsilloInformativos Telecinco

Erick Johnson, de Lindenhurst, Nueva York (EEUU), sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en su pierna después de que su IPhone 5C comenzara a derretirse en su bolsillo. El abogado del hombre ha realizado varias llamadas y enviado una carta a Apple, pero ninguna fue contestada.

Erick Johnson caminaba tranquilamente junto a un familiar el pasado 14 de febrero, cuando escuchó un pequeño ruido al agacharse a recoger del suelo las llaves de su coche. El chasquido provenía de su bolsillo, su iPhone 5c había explotado. "Cuando me agaché, escuché un 'pop', me tuve que rasgar el pantalón para evitar que me siguiera quemando", confiesa el hombre, tal y como publica CNNNews.
Su iPhone 5C se había sobrecalentado y le provocó quemaduras de segundo y tercer grado en la pierna.  Johnson reconoció que no sabía que le producía el intenso dolor, pero pronto descubrió que era su móvil que estaba quemando las costuras del bolsillo. En ese momento fue cuando entró en un ataque de pánico.
"Intentaba sacarlo de mi bolsillo. Me quemaba la pierna y tuve que quitarme la ropa de alguna manera".
Las quemaduras provocadas por el teléfono móvil obligaron a Johnson a acudir al hospital más cercano.
Tras ser evaluado en emergencias del Centro Médico Bayonne, en Nueva Jersey, Johnson fue trasladado en ambulancia al Centro de Quemaduras en el Hospital Universitario de Staten Island. Johnson pasó 10 días internado recibiendo tratamiento para regenerar los tejidos de su pierna.
Mike Della, abogado de Johnson, decidió hacer dos llamadas y envió una carta a Apple, pero de ninguna recibió respuesta. En cambio CNN sí contactó con la compañía, y aseguraron estar investigando el incidente.
Johnson dijo que compró el teléfono hace un año y que nunca ha utilizado ningún cargador de otra compañía ni fundas con batería incluida.
"Ahora, cada vez que tengo el iPhone, en lugar de ponerlo en mi bolsillo lo pongo junto a mí", dijo Erick Johnson.