Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crematorio de Villaba incinera al sacerdote Miguel Pajares

En un féretro especial, completamente estanco, con material absorbente en su interior y precintado, ha sido incinerado en el crematorio de Villalba el cadáver del padre Miguel.

Es lo que establece el protocolo de seguridad sanitario para los afectados por Ébola ya que el l virus sigue presente en el cadáver y sigue siendo peligroso, por eso no se le ha realizado la autopsia.