Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cien millones por ocho euros

Hay un vecino de Barcelona que hoy solo puede pensar en los 100 millones de euros que le han caído del cielo o, de los ocho euros que jugó a la primitiva. Este nuevo millonario ha preferido el anonimato. Así que en la administración de Lotería donde le vendieron el boleto lo han celebrado con cava pero sin él. Es el mayor premio de la primitiva de la historia.