Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer fin de semana del año termina con cielos despejados

El primer fin de semana del año termina con cielos poco nubosos o despejados en la mayor parte de España, salvo en el litoral de Galicia, cantábrico y Alto Ebro, donde se esperan intervalos de nubes bajas, así como baja probabilidad de lluvias débiles en el litoral cantábrico oriental y Pirineos occidentales.

Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para mañana, no se descartan bancos de nieblas matinales en la meseta norte, los valles de Extremadura, el interior de Cataluña y Baleares. En Canarias, el cielo se prevé poco nuboso o despejado con probables calimas.
Respecto a los termómetros, el organismo estatal sitúa las temperaturas diurnas en descenso en el Cantábrico, los Pirineos y el Sistema Ibérico, y sin cambios o en ligero ascenso en el resto, más acusado en el sureste. Las nocturnas, irán en ascenso en gran parte del este y centro peninsulares, con heladas en general débiles, en el Pirineo y zonas bajas de ambas mesetas.
Por su parte, el viento soplará del noroeste en el cuadrante nordeste peninsular y en Baleares, con algún intervalo fuerte en Gerona; en el litoral norte, de componente oeste rolando a este y noreste; en el Estrecho, predominio del este; y en Canarias, este y sureste fuerte o con intervalos fuertes, tendiendo a disminuir al final.
Finalmente, Canarias estará en alerta amarilla (riesgo) por la presencia de polvo en suspensión y también por rachas de viento que podrían llegar a los 70 kilómetros por hora las islas de El Hierro, Fuerteventura, Lanzarote y Tenerife.