Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

12 presos se fugan de una cárcel de Alabama gracias a la crema de cacahuete

12 presos se fugan de una cárcel de Alabama gracias a la crema de cacahuetePolicía del Condado de Martin

Algo tan aparentemente inofensivo como la mantequilla de cacahuete ha sido el arma secreta empleada por 12 presos de una cárcel de Alabama, Estados Unidos. Los hombres, de entre 18 y 30 años, son considerados ‘muy peligrosos’ y ya han sido capturados de nuevo.

La fuga tuvo lugar el pasado domingo en la prisión del condado de Walker, que tiene capacidad para 240 presos. Los 12 fugitivos lo tenían todo pensado. Habían rascado la crema de cacahuete de sus sándwiches para después darle forma de arcilla. Aprovechando que había un vigilante nuevo en la sala de control, ocultaron el número de la celda con la pasta y después gritaron que les dejara entrar en la celda.
El alguacil James Underwood así lo explicaba en una comparecencia de prensa: "Gritaron 'puerta, puerta' y dieron el número, pero el que proporcionaron era el que abría la puerta exterior". Así, el vigilante abrió la puerta de la calle sin darse cuenta. "Es un muchacho joven y no lleva mucho tiempo", ha afirmado Underwood.
Una vez abierta la puerta, los presos usaron sus monos para escalar la valla, que estaba cubierta con cuchillas. Algunos de ellos sufrieron cortes y tuvieron que ser hospitalizados, tal y como recoge 'ABC News'.
Solo ocho horas después de la fuga, 11 de ellos ya habían sido detenidos. Brady Kilpatrick logró huir hasta el sur de Florida, a unos 1.000 kilómetros de la cárcel, donde fue capturado tras allanar una casa. Allí mismo detuvieron a su hermana como cómplice de la fuga.