Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La postal mal escrita que indigna por las correcciones de un desconocido

Correo postaltelecinco.es

“I west thinking in you, have a nice day”, que traducido al castellano sería “Yo pensando en ti, que tengas un buen día”, fue una de las frases mal escritas en una postal enviada de Buenos Aires a Canadá, y que un desconocido se encargó de corregir. “I was thinking of you” (“Yo estaba pensando en ti”), aparecía al lado de la frase original escrita por Oscar, un argentino que emigró  a Canadá, que fue tachada con un bolígrafo rojo y en la que además se podía leer “ps Learn English!!” (“¡aprende inglés!”).

Mirella Zisko, la destinataria de la postal con la imagen de la Plaza de la República de Buenos Aires, se quedó atónita al comprobar que un desconocido había corregido las numerosas faltas que tenía el texto en inglés que acompañaba a la postal. “Es un buen amigo y es un caballero. Me sentí herida por él, alguien que hace eso es mala persona”, ha asegurado una indignada Mirella en declaraciones que recoge The Guardian.
Aunque no está claro en qué momento del trayecto de la postal se han producido las correcciones, la receptora de la postal ha presentado una queja por el incidente en la empresa de correo postal de Canadá. Tras ello, la empresa ha calificado el incidente como “una ocurrencia extremadamente rara” y ha comentado que continuará estudiando la situación.
“Es un hecho muy desafortunado que la tarjeta postal que ha recibido la señora Zisko haya sido corregida, podemos entender el motivo por el que está disgustada”, ha dicho un portavoz de la empresa postal canadiense. Pero matizó explicando que “es imposible determinar dónde y cuándo se han realizado esas correcciones, el correo pasa por muchas manos antes y después de entrar en Canadá”.