Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La población de cangrejo de río autóctono en España se limita a 500 poblaciones y un patógeno arriesga su supervivencia

El vicedirector de investigación del Real Jardín Botánico-CSIC, Javier Diéguez, ha avisado de que en España solo existen 500 poblaciones de cangrejo de río autóctono y que los cangrejos de río americanos son una amenaza sobre la bioediversidad de esta especie a nivel mundial.
En el marco del XXI Symposium Internacional del Cangrejo de Río, que se celebra esta semana en Madrid, el investigador ha avisado también de las consecuencias de la afanomicosis, una enfermedad causada por unos agentes patógenos que portan los crustáceos americanos.
Esto se debe, según ha explicado, a que los cangrejos autóctonos no disponen del sistema inmunológico que sí tienen los americanos y que, por tanto, son más vulnerables a la enfermedad.
En este sentido, Diéguez ha explicado a Europa Press que la afanomicosis no solo afecta a las especies europeas y ha destacado que en Japón ya se han dado los primeros casos. Asimismo, ha asegurado que los cangrejos americanos ya han llegado a Ecuador, Chile y Brasil y ha alertado de las "devastadores" consecuencias que tendría su llegada a Australia, el país con mayor biodiversidad de cangrejos de río del planeta. Igualmente, ha achacado a la globalización la creciente dispersión de los crustáceos.
El investigador ha puesto como ejemplo el caso de España, donde desde los años setenta, dos especies americanas están compitiendo con la autóctona peninsular. De hecho, ha alertado de que la población autóctona se ha reducido hasta las 500 poblaciones y que en algunas zonas está en riesgo de extinción.
De este modo, ha afirmado que la población alóctona "crece rápido y consume muy rápido". En esta línea, ha explicado que ya no solo afecta a los otros cangrejos, sino también a pequeños peces y anfibios. En este sentido, ha afirmado que los cangrejos invasores "simplifican" el ecosistema y tienen un gran impacto sobre la biodiversidad.
No obstante, a su juicio existen esperanzas al respecto y ha comentado que "haciéndolo bien", se pueden recuperar poblaciones. De hecho, ha afirmado que en algunas zonas se han podido recuperar más de 20.000 ejemplares por población.
Con respecto a la introducción del cangrejo americano en la lista de especies invasoras de España, Diéguez comenta que llega "20 años tarde" y que ahora se enfrenta a economías como la de Isla Mayor, en Sevilla. "Prohibir la pesca ya no tiene sentido, hay que dar una nueva solución, ya que hay muchas familias afectadas", ha dicho.
Finalmente, ha declarado que una solución a nivel local podría ser posible, aunque comenta que el daño en zonas como el Parque Nacional de Doñana "ya está hecho".