Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona apuesta por el alquiler social para que la calle no sea un destino

El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha este programa dirigido a propietarios, de cesión de pisos vacíos, para poder ampliar el parque de viviendas de alquiler social. Es lo que ofrece el gobierno de Ada Colau para evitar que personas en dificultad terminen en la calle. El Ayuntamiento ofrece a los particulares con pisos vacíos la rehabilitación del inmueble a cambio de que durante tres años permanezca en el proyecto de alquiler social. Un precio asequible y un piso en buenas condiciones al alcance de tantas personas que la crisis se llevó por delante.