Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caza y denuncia públicamente al hombre que la estaba grabando en el metro

Pensaba que nadie se iba a dar cuenta de lo que estaba haciendo, y mucho menos ella, Uma Mageswari, la mujer a la que estaba grabando ‘a escondidas’ con su teléfono móvil, en pleno vagón de metro en Singapur, como informa Indian Express.

Porque Uma no solo se percató, sino que además denunció en Facebook su conducta después de grabarle a él también mientras llevaba a cabo el acto.

Y es que, como se aprecia en el vídeo publicado en las redes sociales, la pantalla del móvil del hombre se ve perfectamente reflejada en el cristal de la ventana que tiene detrás, por lo que no hay lugar a la duda de que lo que hace con el teléfono en la mano es, efectivamente, grabar un vídeo de la mujer.

De hecho, no solo se aprecia la silueta de ésta en la imagen, sino además cómo el hombre llega incluso a hacer ‘zoom’ para acercarla.

Una conducta deplorable que más allá de denunciar en las redes, Uma llegó a reprochársela a él directamente.

“Este hombre rápidamente se sentó delante de mí, a pesar de que el metro no iba lleno y no es que tuviese que hacer una carrera para coger asiento”, inicia en su mensaje.

“Estaba sentada al final del vagón. Entonces él sacó su teléfono y creo que el resto habla por sí mismo una vez ves el vídeo. El idiota no se percató de su estupidez. Hice mi propia grabación pero, comprensiblemente, perdí los nervios después de recriminarle su actitud”.

Tras ello, explica que el personal del servicio de transporte –que fue “de gran ayuda”– y la Policía de Singapur, acudieron al lugar en apenas unos minutos. “Después de diversas investigaciones descubrieron que el hombre estaba en posesión de vídeos similares, de naturaleza obscena, de víctimas desprevenidas”, cuenta.

Con todo, todavía más deleznable resulta la respuesta que le dio el hombre en su intento de justificarse y ofrecer lo que entiende por disculpas:

“Este hombre se llama Suraj. Este gilip***** tiene pase de empleado. Tenía un amplio repertorio de excusas por sus acciones deplorables. Su último intento de disculparse fue decir que yo era ‘como su hermana’”, denuncia, haciendo público el nombre del individuo en cuestión.

“Estoy sacando a la luz pública este episodio para que sirva de disuasión para los demás idiotas como él. Por favor, estad siempre atentas de lo que sucede a vuestro alrededor y nunca tengáis miedo de denunciar este tipo de actos que pueden cometerse contra ti o contra otros a tu alrededor. No tenéis que ser una víctima de tus circunstancias. Nunca”, finaliza, en unas palabras que pretenden concienciar al respecto de este tipo de actitudes y la necesidad de combatirlas y erradicarlas.