Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos diez personas han muerto en festejos taurinos en lo que va de año en España

Al menos diez personas han fallecido este año en España por su participación, directa o indirecta, en festejos taurinos. Entre ellos, está el torero Víctor Barrio, que murió en Teruel el pasado 9 de julio por una cogida en el pecho.
De este modo, y según datos recogidos por Europa Press, Castilla y León, Aragón y la Comunidad Valenciana encabezan las comunidades autónomas con más muertes en el presente año. Concretamente, en la primera fallecieron tres personas y en la segunda y en la tercera, dos.
Con respecto a Castilla y León, el pasado 2 de julio murió un hombre de 77 años en uno de los encierros nocturnos de Traspinedo (Valladolid) tras ser arrollado por uno de los cabestros que componían la manada. Días más tarde, el 9 de julio, fallecía otro hombre de 66 años en Fuentesauco (Zamora) durante la celebración del 'Toro del Cajón' y tras recibir varias cornadas. Junto a él, otro hombre resultaba herido grave en las mismas fiestas.
Previamente, el 11 de junio, fallecía el cortador Juan Carlos Otero, 'El Gallo', en la localidad vallisoletana de La Parrilla tras resbalar en uno de los cortes y recibir dos cornadas mortales en el pecho y en la pierna.
Por su parte, en Aragón hubo dos muertes: la del torero segoviano Victor Barrio, el pasado 9 de julio y la de un hombre de 85 años en la localidad turolense de Tramacastilla, tras haber sido volteado por un astado que se desvió del recorrido. Según fuentes del gobierno de Aragón, la normativa existente al respecto "es bastante exigente" y asegura que los ayuntamientos la conocen "ya que son conscientes de los riesgos de estos festejos".
Además durante el mes de agosto dos menores resultaron heridos en la comunidad aragonesa. La más grave fue una niña de siete años que fue corneada en el glúteo y en el abdomen el pasado 15 de agosto en la localidad zaragozana de Alfamén. Otro menor de 15 años registró heridas leves en una pierna después de ser embestido por una vaquilla en el barrio de Santa Isabel, en Zaragoza.
En la Comunidad Valenciana, el balance de fallecidos se ha reducido con respecto al año pasado por estas fechas --seis personas-- pero, aún así, continúa entre las comunidades con más muertos. Hasta ahora, dos personas han fallecido, una en Pedreguer (Valencia) y otra en Cinctorres (Castellón).
La primera, un joven de 29 años, fallecía el pasado 12 de julio durante la primera corrida de los llamados 'bous al carrer' de las fiestas de Pedreguer tras ayudar a una chica a entrar a una ratera. La segunda, por su parte, se trata de un niño de tres años que murió en Cinctorres tras caer de una valla situada a una altura de dos metros.
Según añade la organización animalista 'La tortura no es cultura', desde el año 2006, ha habido 32 muertos a causa de los 'bous al carrer' y explica que los festejos taurinos de la Comunidad Valenciana han causado heridas "a más de 6.500 personas". A juicio de la organización, esta es "una razón más" para acabar con estos festejos.
Del mismo modo, el 19 de julio murió en la localidad murciana de Moratalla una mujer de 45 años tras ser corneada en el abdomen mientras intentaba esquivar a una vaquilla. Otra mujer, esta vez en la localidad navarra de Falces murió el 17 de agosto horas después de caer por un barranco durante los encierros del pueblo.
Finalmente, en la localidad cacereña de Valrío, un hombre de 60 años fallecía tras ser corneado por un novillo durante las fiestas locales. Esta se trata de la única víctima mortal de la comunidad autónoma de Extremadura.