Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las nieblas persistirán en el interior y las lluvias afectarán hasta el miércoles al oeste y desde el jueves al este

Las nieblas persistentes permanecerán al menos hasta el miércoles en buena parte del interior peninsular y las precipitaciones afectarán hasta el miércoles a Galicia y oeste de la Península, mientras que a partir del jueves se trasladarán a Andalucía, este peninsular y Baleares, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha explicado a Europa Press que la predicción señala que una baja en altura estará dando vueltas y provocará la inestabilidad en la Península, al tiempo que los vientos de Levante en el Mediterráneo dejarán precipitaciones en la mitad este a partir del jueves y señala que las temperaturas serán "suaves" para la época, ya que serán vientos del sur y del este. "Será algo más incierta para el fin de semana", ha comentado.
La portavoz ha precisado que el martes se esperan intervalos nubosos en el oeste de Galicia y se cubrirá por la tarde, al tiempo que empezará a llover al final del día en el oeste de Galicia.
Además, habrá intervalos nubosos en Baleares y en buena parte del litoral Mediterráneo y podría caer alguna lluvia débil y ocasional, así como en el área del Estrecho, donde no se descarta alguna lluvia. En el resto del país se prevén cielos poco nubosos o despejados, excepto en las zonas de niebla, que serán "persistentes" en los valles del Tajo, Guadiana, las dos mesetas y en el valle del Ebro. "Las nieblas no levantarán", ha apuntado.
En cuanto a las temperaturas, Casals ha dicho que descenderán en buena parte del interior norte peninsular, en la meseta sur y en el entorno del litoral mediterráneo y habrá heladas en Pirineos así como en algunas otras zonas altas de la mitad norte de la Península. El viento soplará fuerte del sur en el oeste de Galicia.
Respecto al miércoles, ha apuntado que el cielo estará nuboso o cubierto en Galicia y las precipitaciones se extenderán al oeste de Asturias, de Castilla y León, de Extremadura y Andalucía Occidental aunque no descarta que puedan alcanzar a cualquier otro punto de la mitad occidental de la Península y también puede registrarse alguna precipitación débil en el litoral mediterráneo y en Baleares.
Sobre el resto de la Península, ha apuntado que estará poco nuboso salvo en las zonas de niebla persistente, las mismas que el día anterior y ha añadido que las precipitaciones podrán ser en forma de nieve en zonas de montaña de la mitad norte, ya que la cota estará a 1.500 y entre 1.500 y 1.800 en el sur.
Las temperaturas diurnas descenderán de nuevo en la Península mientras que subirán las nocturnas y las heladas se producirán en Pirineos y en algunas zonas altas de la mitad norte peninsular.
La portavoz ha adelantado que el jueves "empezará a cambiar el tiempo" y se prevé nubosidad abundante en buena parte de la Península, al tiempo que estará prácticamente cubierto en la mitad sur. Así, ha pronosticado precipitaciones en Andalucía y las provincias del sureste, como Almería, Murcia y Alicante.
Esta situación se debe, según ha explicado a una baja que está al noroeste de la Península de la que cuelga un frente, el que dejará precipitaciones el miércoles, y otra baja, que se descolgará de la primera e irá ampliando su influencia al centro de la Península.
Casals ha indicado que esta situación dejará precipitaciones en Andalucía, sureste peninsular y en Baleares así como en otros puntos de la mitad sur. También lloverá en Galicia, donde seguirá afectando el frente atlántico.
LLUVIAS EN EL ESTE Y TEMPERATURAS SUAVES
En la mitad norte será donde hará mejor tiempo pero sin descartar alguna lluvia débil en las zonas de montaña. En Canarias se esperan también precipitaciones en las islas de mayor relieve.
Respecto a la cota de nieve, la portavoz ha indicado que se situará en 1.600 metros bajando a 1.400 al final del día en los sistemas montañosos de la mitad norte y en 2.000 metros bajando a 1.600 en el centro de la Península. También puede haber bancos de niebla en el nordeste de la Península, pero en las dos mesetas remitirán las nieblas.
Las temperaturas descenderán en el sureste y en Canarias y se esperan pocos cambios en el resto. Casals ha precisado que las máximas más altas serán las del valle del Guadalquivir y en el norte peninsular, donde alcanzarán 16 grados centígrados norte peninsular. Por el contrario, las máximas más bajas se producirán en Pirineos y el resto de los sistemas montañosos, así como en las zonas altas de la cordillera penibética.
En las dos mesetas las máximas se situarán entre 8 y 10 grados centígrados en zonas como León, Palencia, Burgos y norte de Zamora; de entre 10 y 12 grados centígrados en Valladolid o Madrid y entre 12 y 16 grados centígrados en Sevilla. "Son temperaturas normales, suaves para la época", ha comentado.
De cara al viernes, ha adelantado que los cielos estarán nubosos o muy cubiertos en la mitad oriental de la Península y que se esperan precipitaciones y tormentas en el área mediterránea, que serán "fuertes o persistentes en Valencia, Cataluña y Baleares". Igualmente, afectarán al este de Aragón y a numerosos puntos de la mitad sur de la Península, incluido el estrecho y melilla y no descarta la probabilidad de que llueva de forma débil y dispersa en Galicia y algunos puntos de la mitad norte, así como en las islas Canarias de mayor relieve.
La cota de nieve ascenderá el viernes de 1.400 a 1.800 metros en la mitad norte y en el centro empezará en 1.600 metros y subirá a 2.000 metros y no se prevén cambios "muy importantes en las temperaturas". El viento de Levante soplará del este fuerte en el Mediterráneo y en el Estrecho.
Por último, la portavoz ve mayor incertidumbre en la predicción meteorológica para el fin de semana. Si bien prevé precipitaciones en el área mediterránea que serán fuertes o persistentes en el litoral este y Baleares.