Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un perro persigue a la ambulancia que lleva a su dueño hasta el hospital

Un perro persigue a la ambulancia que llevaba a su dueño, un mendigo que sufrió un ataque epiléptico, hasta un hospital en la ciudad de Goiana (Brasil). Ante la insistencia que el animal demostró, los paramédicos del vehículo decidieron montar al animal en la ambulancia para que no continuara con la larga carrera que estaba haciendo para no alejarse de su dueño.

Un perro persiguió la ambulancia que transportaba a su dueño, un mendigo que sufrió un ataque epiléptico, hasta el hospital en la ciudad de Goiana, Brasil. El animal corrió fatigado tras la ambulancia durante gran parte del recorrido sin perderla de vista. Uno de los paramédicos comenzó a grabar la carrera del perro, admirado por el cariño que este mostraba hacia su dueño siguiéndoles hasta el centro médico.
En un momento del recorrido la ambulancia frena en un lado de la carretera y permiten al animal que entre en el vehículo ante la perseverancia de este de no alejarse de su amigo. El paramédico Celiomar Ferreira do Couto, de 42 años y quien realizó el vídeo, ha asegurado que el amor que el animal demostraba hacia su dueño les tocó el corazón y que en los 19 años que lleva en esta profesión "nunca había visto algo así".
"A veces llegamos a un sitio con una emergencia y hay mascotas alrededor, pero son tímidas y asustadizas como para acercarnos a ellas, por lo que suelen correr. Nunca he visto esta reacción en todos mis años de profesión", asegura Ferreira do Couto al tabloide británico Daily Mail.
En el vídeo se observa cómo él y sus compañeros jaleaban al animal para que se fuera a casa y se resistiera a seguir persiguiendo al vehículo, aunque finalmente fueron ellos quienes decidieron que el animal se sentara junto a su dueño en la ambulancia, sorprendiéndoles la tranquilidad de la mascota que no ladró ni en una sóla ocasión y se sentó sin moverse hasta que bajaron. Tal fue el cariño que demostró el animal, que incluso se situó junto a la camilla en la que estaba tumbado el mendigo cuando ya iba a ser ingresado.