Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Goliat sobrevive a la paliza de su amo

Goliat es un mestizo de mastín al que su dueño le dio una paliza con un hierro en un descampado de Portugalete, dicen que por viejo. Cinco heridas incisas en la cabeza, un desgarro muscular y una hemorragia frontal. Estuvo dos horas en el quirófano. Goliat puede perder la visión del ojo derecho. Su dueño se enfrenta a una pena de entre tres meses y un año de prisión y una pena de 1.650 euros.