Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a ocho hombres por tener relaciones sexuales con un joven de 15 años

La Guardia Civil ha detenido a ocho hombres, cuatro en Cantabria y otros cuatro en el País Vasco, por mantener relaciones sexuales con un menor de 15 años a cambio de dinero y regalos. Uno de los detenidos supuestamente proporcionaba al menor clientes llevándose el 50% del precio del servicio. Al parecer, la víctima fue forzada en una de las relaciones y en otra le facilitaron droga.

La operación, denominada 'Amelio', se inició el pasado mes de febrero en Cantabria, en concreto en Castro Urdiales, donde se ha desarrollado en su mayor parte, han informado este martes fuentes de la Guardia Civil. Las otras cuatro detenciones se han practicado en Vizcaya y Álava.
Asimismo, se han realizado cinco registros en los que se han intervenido equipos informáticos, discos duros, microcintas de vídeo, teléfonos móviles, documentación con anotaciones de contactos y más de 21.000 euros. Igualmente se ha localizado un trastero utilizado como prostíbulo y una furgoneta acondicionada en su parte trasera para mantener relaciones sexuales.
La investigación comenzó al tener conocimiento la Guardia Civil, por información facilitada por la madre de un chico de 15 años de la zona oriental de Cantabria, que el menor venía manteniendo relaciones sexuales con hombres mayores de edad a cambio de dinero o regalos.
ANUNCIO EN INTERNET
Las relaciones comenzaron en agosto del año pasado y los contactos se iniciaban a través de un anuncio publicado en Internet, donde el menor había colocado una foto suya en ropa interior y se ofertaba para mantener encuentros sexuales.
Una vez que mantenía un primer contacto telefónico con personas interesadas en el anuncio, continuaba la conversación mediante una aplicación de mensajería instantánea por telefonía móvil para llegar a un acuerdo económico, lugar del encuentro, y otros aspectos.
Los agentes comenzaron la investigación con la única información de apodos o nombres propios de los hombres que mantenían relaciones con el menor.
También averiguaron que en uno de los contactos que mantenía en una pensión, el chico quiso desistir del mismo e intentó abandonar la habitación, pero el hombre le habría forzado a mantener relaciones sexuales.
En otra ocasión cuando acudió a una vivienda en la que había dos hombres, antes de iniciar la relación estos le ofrecieron consumir marihuana, lo que hizo el menor en compañía de ellos.
LUGARES DE ENCUENTRO
Los encuentros sexuales se mantuvieron tanto en Cantabria, como en Vizcaya y Álava. Los lugares escogidos eran establecimientos hoteleros, domicilios particulares, negocios, interior de vehículos, así como en un trastero.
Disponían también de una furgoneta que tenía quitados los asientos traseros y estaba acondicionada con un colchón y cortinas en las ventanas, así como un trastero igualmente acondicionado con sofá y cama.
Este trastero resultó ser el lugar donde uno de los detenidos facilitaba clientes al menor para realizar servicios sexuales, debiendo abonarle a esta persona la mitad del precio.
DETENIDOS EN CANTABRIA Y PAÍS VASCO
Una vez descubiertas las identidades de los presuntos autores de los hechos y recabados los datos necesarios, la Guardia Civil procedió a detener a los ocho hombres, de edades comprendidas entre los 39 y los 52 años.
Se han efectuado registros en viviendas en Cantabria, así como un piso y un trastero, utilizado como prostíbulo, en Vitoria. En estos registros se han intervenido para su estudio equipos informáticos, discos duros, teléfonos móviles, micro cintas de videos y documentación con anotaciones.
Durante la operación "fue continuo" el intercambio de información con el centro educativo donde cursa estudios el menor, así como con los Servicios Sociales de Cantabria.
La operación continúa abierta a la espera de los resultados del estudio de los equipos informáticos y documentación intervenida.
En la operación han participados componentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Santander, Castro Urdiales, Vizcaya y Vitoria, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción nº 3 de Castro Urdiales (Cantabria).